SHALIMAR, una auténtica leyenda de la perfumería, primera fragancia oriental de la historia.

La casa de perfumes francesa Guerlain fundada en Paris en el 1828 ha marcado la historia de la perfumería moderna con creaciones míticas como Eau de Cologne Impériale, Jicky, Shalimar, Habit Rouge, Mitsouko, Vétiver y muchas más. Son de las creaciones más bellas de la historia de la perfumería.

Shalimar nació así: hace varios siglos en la India el emperador Sha Jahan se enamoró perdidamente de la princesa Mumtaz Mahal. En su honor hizo construir el maravilloso Taj Mahal así como los famosos jardines de Shalimar. Shalimar significa “templo del amor” en sánscrito y simbolizaba la promesa del amor eterno que tenía Sha Jahan para Mumtaz Mahal.

En 1925 el perfumista Jacques Guerlain se inspiró en esta apasionada historia de amor y creó Shalimar, la primera fragancia oriental de la historia. Jacques Guerlain usó por primera vez una molécula sintética, la etilvainillina para dar aspectos muy golosos a un acorde que llamó “guerlinade”. Un perfume sensual y voluptuoso. “Llevar Shalimar es dejarse dominar por los sentidos”, afirmaba Jacques Guerlain.
Después de tantos años esta leyenda de la perfumería continúa siendo una de las fragancias preferidas en Francia.

Descubra la historia de Shalimar en el maravilloso video de la casa Guerlain:

Fuente: Guerlain : Shalimar, the first oriental perfume in the world