En 1921 Gabrielle Chanel revolucionó la  historia de la perfumería al lanzar su primer perfume, el icónico Chanel No.5 .

 

En esa época, la perfumería se centraba en fragancias conocidas como “soliflor”, en las cuales dominaba el olor de una sola flor.

La visión innovadora de Mademoiselle Chanel fue la búsqueda de un perfume misterioso, indescriptible y, en sus propias palabras, “un perfume de mujer con olor a mujer”.

Revisando las varias creaciones que Ernest Beaux, el famoso perfumista de la corte imperial rusa, creó para ella, Mademoiselle Chanel se enamoró de la fórmula número 5: un bouquet de esencias naturales de las flores más elegantes, cuyos aspectos misteriosos y femeninos eran exaltados por moléculas sintéticas llamadas aldehídos.

Se dice que la formula No. 5 fue fruto de un error del laboratorio del perfumista, pues contenía un porcentaje hasta entonces inimaginable de aldehídos. Error afortunado o destello de creatividad del perfumista quedará como un misterio. Afortunadamente Mademoiselle Chanel tuvo la visión del extraordinario potencial olfativo de esta fragancia.

Así nacía una leyenda olfativa, una fragancia innovadora, abstracta y misteriosa que ha resistido los caprichos de la moda y el paso del tiempo.

Chanel No. 5 sigue siendo el perfume más famoso y vendido de la historia. Se dice que cada 30 segundos se vende una botella de No. 5 en el mundo.

Descubra la historia de este ícono en el maravilloso video de la casa Chanel:

Fuente: CHANEL N°5 – For the first time – Inside CHANEL.

http://inside.chanel.com/es/no5/video